Patriotismo 706, Col. Mixcoac CDMX, 03910 | Lun a Vie 10am-6pm & Sab 10am-2pm

Juguetes con sonidos, la peor elección de Santa Claus

Antes de seguir al pie de la letra la cartita para Santa Claus e ir corriendo a comprar los juguetes de tus hijos, es bueno que te cerciores de que estos son adecuados para ellos, pues no sólo es necesario cuidar si son recomendados para su edad, si tienen piezas muy pequeñas o si serán de buena calidad, sino que hay algo más que suele escaparse a la atención de muchos papás; hablamos del nivel de sonido que emiten.

¿Por qué un juguete podría dañar la audición?

Según especialistas en otorrinolaringología de la Universidad de California en Irvine, la mayoría de los juguetes se encuentran regulados para no sobrepasar los máximos permisibles, sin embargo, existen peligrosas excepciones que pueden alcanzar picos de volumen de hasta 125 decibelios.

Para que te des una idea del ruido que hace un juguete así, su emisión sonora es equiparable a la que genera un avión jet durante su despegue, por lo que es indispensable que observes bien las especificaciones del regalo que vas a dar para que éste no dañe la audición de tus hijos.

Por otra parte, considerando que la mayoría de los juguetes se encuentran dentro de los límites de 85 decibeles como una medida de seguridad, cabe destacar que este es el volumen máximo que debe alcanzar a una distancia de 25 centímetros de distancia del oído, por lo cual es preciso extremar precauciones cuando los niños son muy pequeños, pues suelen acercarse demasiado las cosas.

¡EVALUACIÓN SIN COSTO!

¿Cuáles son los daños al oído que pueden presentarse por esto?

La constante exposición a sonidos intensos en los niños puede ocasionar lesiones severas e irreversibles en ambos oídos, situación que deteriora no sólo este sentido, sino que afecta tan profundamente a la audición que pueden derivarse problemas en el desarrollo del habla, lo que impide al niño tener una buena comunicación e incluso lo lleva a un retraso en el desempeño social.

Este trastorno, sin embargo, muchas veces no resulta evidente desde el principio, y sólo años después, tras detectar síntomas como una baja comprensión lectora y poca capacidad de concentración, es que se diagnostica la pérdida auditiva.

¿Cuáles son las precauciones que debo tomar al respecto?

Si no quieres hacer mal tu papel de Papa Noel, prueba primero los juguetes que vas a regalar y evalúa si tendrán un uso indicado o serán una verdadera lata por tener que ser usados bajo tu supervisión.

Un consejo fácil es oír el juguete a su nivel máximo y verificar si se escucha muy fuerte o si hay que gritar para que te alcancen a escuchar.

Recuerda, además, que aún pasando estas pequeñas pruebas la exposición constante a un sonido de 85 decibeles durante 15 minutos equivale al ruido que genera un tráfico intenso, por lo que también deberás moderar el uso de estos productos a tus hijos por tiempos prolongados, en caso de que decidas adquirirlos.

¡EVALUACIÓN SIN COSTO!

Si crees que tus niños padecen algún problema de audición, en Comaudi podemos ayudarte a resolverlo. Contamos con aparatos auditivos de alta calidad que pueden ser el mejor regalo en esta Navidad. Contáctanos y solicita un examen sin costo.

Conozca nuestros productos y servicios en Comaudi

estudio audicion audiometria