Patriotismo 706, Col. Mixcoac CDMX, 03910 | Lun a Vie 10am-6pm & Sab 10am-2pm

Otitis externa, signos, síntomas y prevención

La otitis externa -conocida coloquialmente como “oído de nadador”- es una infección del conducto auditivo externo, el tubito que conduce el sonido desde el exterior del cuerpo hasta el tímpano. La otitis externa puede estar provocada por muchos tipos diferentes de bacterias u hongos.


Puede afectar sobre todo a niños que pasan mucho tiempo en el agua. Cuando hay demasiada humedad en el oído, la piel que recubre el interior del conducto auditivo se puede irritar y lesionar, permitiendo la proliferación de bacterias u hongos. En los climas templados la otitis externa se da más frecuentemente durante los meses de verano, cuando es más común nadar en el mar o la piscina.

¡EVALUACIÓN SIN COSTO!

Signos y Síntomas 

El principal síntoma de la otitis externa puede ser el dolor de oído, que puede ser intenso y empeorar cuando se toca o se mueve el lóbulo u otra parte del pabellón auditivo externo. A veces también duele al masticar y el dolor puede ir precedido de picor.


La inflamación del conducto auditivo puede hacer que el niño se queje de molestias y de la sensación de tener el interior del oído lleno de fluido. También puede empezar a supurar un líquido que al principio será transparente pero después es posible que adopte un aspecto turbio y un color amarillento o purulento. Es posible que la audición se vea afectada temporalmente si el pus y las impurezas o la inflamación del conducto auditivo bloquean el paso normal del sonido. La fiebre no es un síntoma habitual de los casos más típicos de otitis externa.

Prevención

Después de bañarse, los niños deben secarse las orejas con suavidad utilizando una toalla y facilitar la salida de agua del oído doblando el cuello e inclinando la cabeza hacia un lado. Para evitar lesiones en los oídos, los niños no deberán limpiarse ellos mismos los oídos ni introducir objetos en sus orejas, ni siquiera hisopos de algodón.

Para evitar la entrada de agua se recomienda colocarles tapones auditivos tipo Rompeolas Kids (silicon moldeable). Para evitar que se salgan los tapones de sus oídos, a los niños mas inquietos se sugiere utilizar la banda de neopreno Ear Bandit que ademas mantiene “calientitas” sus orejas.

Fuente de info: KidsHealth – Acerca del Otitis del Nadador.

¿NECESITAS UNOS TAPONES PARA EL agua? ¡DA CLIC AQUÍ!

 

¡Conoce Nuestros Productos y Servicios!

Artículos de Interés

estudio audicion audiometria