Patriotismo 706, Col. Mixcoac CDMX, 03910 | Lun a Vie 10am-6pm & Sab 10am-2pm

El Impacto Social de la Pérdida Auditiva | Deficiencia auditiva

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que existen más de 360 millones de personas con deficiencia auditiva en la actualidad (Ginebra, febrero 2013). De las cuales, alrededor de 165 millones son mayores de 65 años, es decir una de cada tres personas; otros 32 millones aproximadamente son niños y jóvenes menores de 15 años, y 165 millones son personas en edad laboral. Pero, ¿Cómo afecta la pérdida auditiva la vida de estas personas? ¿Hay algún cambio en su interacción con los demás y en su integración a la sociedad?

La pérdida auditiva o deficiencia auditiva  se define como la baja parcial o total de la habilidad para escuchar, es decir, es cuando una persona no puede oír bien o tan bien como los demás. La deficiencia auditiva puede ser desde leve hasta profundo, teniendo personas que sólo presentan dificultades para oír la voz a nivel conversacional, y otras que no pueden oír ni siquiera la voz a gritos.L

Según el “Informe sobre la Salud en Europa del 2005” publicado por la OMS, la aparición de una pérdida auditiva fue clasificada como uno de los diez padecimientos que más impactan a la sociedad y a la calidad de vida de las personas que la padecen. Numerosos estudios hablan también del impacto social de la pérdida auditiva y de los costos que se generan dentro de la sociedad. Las mismas personas que la padecen o sus familiares comentan que las personas con pérdida auditiva pueden presentar síntomas de depresión, ansiedad e inestabilidad emocional; la calidad de vida, así como la auto-estima disminuyen, y en un porcentaje considerable las personas en edad laboral pueden llegar a perder su empleo.

Déficit Auditivo
Y no se hable de los niños que nacen o adquieren una pérdida auditiva antes de haber aprendido a hablar; su desarrollo lingüístico y cognoscitivo se puede ver seriamente afectado, así como su desempeño académico, su conducta y su desarrollo afectivo.

En el entorno laboral, la persona con pérdida auditiva se puede enfrentar a diversos obstáculos, pues su dificultad para escuchar bien la hace más susceptible a cometer errores, a ser víctimas de burlas o abuso, a aislarse y dejar de socializar o, incluso, a abandonar su puesto de trabajo. Los estudios demuestran que una de cada cinco personas con deficiencia auditiva puede renunciar a su empleo, cuando, el continuar trabajando enriquecería al negocio, a la sociedad y a la persona misma.

Deficiencia Auditiva

perdida de audicion

Dentro de la familia, la perdida auditiva puede afectar a todos los miembros, no importa quién la padezca. Las relaciones humanas están basadas en la comunicación. Todos necesitamos comunicarnos, hablar, ser escuchados y también escuchar a los demás. La manera más fácil de compartir nuestros éxitos, fracasos, emociones y sentimientos es a través del lenguaje.

En nuestra sociedad, y la mayor parte del mundo, el lenguaje oral es la forma principal de comunicación y para que esta comunicación se lleve a cabo se necesita de un emisor que hable, y un receptor que escuche y comprenda el mensaje. En el momento en que el receptor no es capaz de recibir claramente el mensaje, aunque sí lo escuche un poco, la comunicación se rompe, la persona se siente torpe, desesperada, frustrada y comienza a aislarse para así prevenir el continuar sintiéndose así.

Como se dijo anteriormente, las personas que padecen de déficit auditivo, pueden tener problemas de comunicación con sus familiares y amigos, los cuales son tan severos que la persona comienza a aislarse y a presentar sentimientos de depresión, angustia y baja autoestima. Este aislamiento y falta de interacción social, así como la falta de estimulación auditiva, pueden hacer que la actividad cognitiva disminuya más rápido que en una persona socialmente activa y la persona presente, al poco tiempo, serios problemas de memoria, atención y comprensión del lenguaje.

uso de auxiliares auditivos


Una manera sencilla de prevenir este impacto social, una vez detectada pérdida auditiva, puede ser el uso de auxiliares auditivos. Estudios recientes muestran que el uso de auxiliares auditivos pueden mejoran la calidad de vida de la mayoría de los usuarios en cuestiones tanto emocionales como de salud física. La persona que utiliza auxiliares auditivos se puede integrar a las actividades familiares y de sus amigos, puede tener una mejor imagen de sí misma y una mejor acción comunicativa. También puede tener una mejor función cognitiva, una mejor salud en general y una actitud más positiva en las relaciones personales.

A pesar de que los auxiliares auditivos no restauran la audición, las personas que los utilizan pueden volver a integrarse socialmente y restituir sus habilidades comunicativas, sólo se necesita un poco de paciencia y cooperación por parte de sus familiares y personas con las que se desenvuelven.

Por Mtra Ana Laura Loyola de la Luz, Dirección Audiología de Comaudi.

CED PROFESIONAL 8374468

 

 

¿NECESITAS UN APARATO AUDITIVO? ¡DA CLIC AQUÍ!

¡Conoce Nuestros Productos y Servicios!

Artículos de interés

estudio audicion audiometria