sordera súbita

¿Qué es la sordera súbita? Todo lo que debes saber

Quedarse sordo de la noche a la mañana es una situación poco frecuente, pero que puede darse de forma repentina, idiopática (desconocida) y suele presentarse en un solo oído. Hoy te contaremos los datos más importantes sobre esta condición: qué es, cómo se diagnostica y su tratamiento.

 

¿Qué es la sordera súbita?

La sordera súbita o hipoacusia brusca consiste en una pérdida de la capacidad auditiva a nivel neurosensorial en más de 30 dB o más frecuencias, la cual se presenta de forma instantánea, al despertar por la mañana o en el transcurso del día.

La persona afectada percibe una disminución repentina e inexplicable de la audición en uno o ambos oídos, cuya severidad varía de un paciente a otro. En algunos casos también se experimenta vértigo o tinnitus (la percepción de ruidos en el oído), incluso hay quienes sienten un sonido explosivo justo antes de perder la audición.

 

causas de sordera súbita

 

¿Qué causa la sordera súbita?

La sordera súbita es de origen idiopático, es decir que no se conoce la fisiopatología exacta. Se estima que las infecciones virales son la causa más frecuente y suele asociarse con factores de riesgo como:

  • Alergias
  • Sinusitis
  • Tapones de cera
  • Infecciones respiratorias
  • Golpes en la cabeza
  • Enfermedades autoinmunes
  • Consumo de medicamentos tóxicos para el oído
  • Hipertensión
  • Trastornos neurológicos como la esclerosis múltiple
  • Enfermedades del oído interno

 

¿Cuán frecuente es la sordera súbita?

Se estima que la sordera súbita afecta a entre una y seis personas por cada cinco mil, y es el 1% de casos de hipoacusias neurosensoriales. Sin embargo, es difícil tener una cifra real de nuevos casos anuales porque este padecimiento no siempre se diagnostica.

 

¿Cómo se diagnostica la sordera súbita?

El médico examinará el oído en busca de signos como inflamación o tapones de cera para detectar las posibles causas de la sordera súbita. De considerarlo necesario, solicitará análisis de sangre, una resonancia magnética, pruebas de equilibrio o una prueba de audiometría para medir la gravedad de la pérdida y si esta afectó a uno o ambos oídos.

 

¿Cómo se trata la sordera súbita?

La sordera súbita se debe tratar como emergencia médica y acudir con el especialista lo antes posible para recuperar la audición, ya que un diagnóstico tardío conlleva un tratamiento retrasado y con menores probabilidades de eficacia.

Cuando la sordera súbita es idiopática o no se identifica una causa asociada, lo más común es tratarla con corticoesteroides o con esteroides, ya sea en forma de gotas, inyecciones o cápsulas orales para reducir la inflamación en el oído y combatir las posibles causas. El tratamiento debe iniciar lo antes posible para obtener los mejores resultados, ya que un retraso de entre dos a cuatro semanas puede provocar que la pérdida de audición sea permanente.

Si se descubre la posible causa de la sordera súbita, como una infección, el tratamiento será complementario ya que el especialista buscará combatir el virus o bacteria, o suprimir al sistema inmunológico en caso de que la causa sea una enfermedad autoinmune. Asimismo, si la causa fue el consumo de un medicamento ototóxico, el médico puede cambiarlo.

Las personas con pérdida de audición grave, en ambos oídos o que no responde al tratamiento, pueden beneficiarse con el uso de aparatos auditivos para amplificar el sonido y recuperar parte de la audición.

 

Tratamiento para niños

La hipoacusia súbita es muy poco frecuente en la infancia y la adolescencia, pero cuando se presenta, lo ideal es un tratamiento interdisciplinario entre el pediatra, el otorrinolaringólogo, el audiólogo, un psicólogo y un logopeda para que el niño se adapte a los aparatos auditivos o, si es candidato, a un tratamiento quirúrgico mediante un implante coclear.

 

tratamiento para la sordera súbita

 

¿Qué pasa si no se recupera la audición tras una sordera súbita?

Se estima que la mitad de las personas con sordera súbita recuperan parte de su audición, o toda, de forma espontánea en el transcurso de unas semanas desde el inicio de los síntomas. Y recibir tratamiento oportuno ayuda a incrementar las posibilidades de recuperación total.

Sin embargo, en caso de que la persona reciba un diagnóstico muy tardío y su grado de afectación sea muy grave, el uso de aparatos auditivos y los implantes cocleares son la alternativa que ayude a recuperar la audición y calidad de vida.

 

¿Qué investigaciones se están llevando a cabo sobre la sordera súbita?

La sordera súbita es un padecimiento del que aún se conoce muy poco, por ello las investigaciones actuales buscan estudiar los factores de riesgo, causas, cambios en el oído interno por inflamaciones o alteraciones en el flujo sanguíneo que contribuyen a la pérdida de la audición.

También se buscan nuevas formas de incorporar la tecnología de diagnóstico por imagen para detectar las causas y tener un abordaje más rápido del padecimiento.

La administración de medicamentos mediante inyecciones intratimpánicas en el oído interno es otro campo de estudio para distribuir el medicamento de forma lenta y uniforme.

 

¿Dónde puedo obtener más información sobre la sordera súbita?

En el blog de Comaudi buscamos educar a nuestros lectores con información veraz y oportuna para que conozcan más sobre los padecimientos del oído. También te recomendamos buscar información de fuentes confiables como el Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos (NIDCD, por sus siglas en inglés), que ofrece información sobre trastornos de la audición, el equilibrio, el gusto, el olfato, la voz, el habla y el lenguaje.

 

¿Qué medidas preventivas puedo tener?

  • Es importante acudir con el médico para atender las infecciones virales, especialmente las respiratorias, para evitar el daño al oído.
  • La vacunación infantil es otra herramienta de prevención de enfermedades como sarampión, paperas, rubeola y gérmenes que pueden causar meningitis. Asimismo, las consultas con el pediatra son importantes porque muchos bebés son portadores asintomáticos de muchos virus (como el citomegalovirus) que pueden provocar una sordera tardía y evolutiva.
  • Evitar el consumo de medicamentos ototóxicos, es decir, que puedan lesionar el oído.
  • Limitar el tiempo de exposición a lugares con ruido muy intenso.
  • Usar protectores para el oído en caso de tener un trabajo en el que te expongas a niveles muy elevados de ruido.
  • Acudir con el médico en caso de detectar cualquier signo de pérdida de audición.

Esperamos que esta información te sea de utilidad. En Comaudi tenemos más de 35 años ayudando a las personas a recuperar su capacidad auditiva y con nosotros encontrarás el servicio de audiometría sin costo, así como una gran variedad de aparatos auditivos de la más alta calidad. Agenda tu cita con nosotros a través del formulario de contacto, donde con gusto te atenderemos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.