por que pueden sangrar los oidos

¿Por qué pueden sangrar los oídos?

El oído es una parte del cuerpo tan pequeña como compleja, de la cual muchas veces nos olvidamos. Sin embargo, si observamos sangre en nuestro oído o en el de alguien más, la primera reacción es asustarse porque es una situación poco frecuente.

Si observas sangre en tu oído o en el de un ser querido, mantén la calma y acude con tu médico. Toma en cuenta que hay causas leves que provocan el sangrado de los oídos, y te las contaremos a continuación.

 

Causas leves del sangrado de oído

  • Introducir muy profundamente en el oído un hisopo con punta de algodón u otro objeto pequeño que lesione la cavidad.
  • Un objeto pequeño que quedó atrapado en el oído (esto es frecuente en niños pequeños).
  • Picadura de algún insecto.
  • Barotrauma o cambios de presión atmosférica, por ejemplo, al viajar en avión.
  • Ruptura de tímpano a causa de la exposición a un ruido muy fuerte, o por un golpe. Aunque es una situación molesta, la ruptura o perforación del tímpano se regenera sola al cabo de unas semanas.

 

Causas graves del sangrado de oído

  • Lesión en la cabeza causada por un accidente de tránsito, una caída o golpe, lo que puede ser signo de sangrado alrededor del cerebro por lo que es indispensable acudir de inmediatamente al servicio de urgencias.
  • La infección en el oído causa inflamación, dolor y presión en el oído, fiebre y secreción de líquido sanguinolento. En este caso, el sangrado proviene de la parte afectada, que puede ser el oído externo, medio o interno, y se requiere acudir con el médico para tratamiento oportuno con antibióticos y antiinflamatorios.
  • Cáncer. Si bien es poco frecuente, el cáncer puede causar sangrado de los oídos, especialmente el carcinoma de células escamosas del conducto auditivo externo y el carcinoma de células basales, que pueden causar dolor, secreción de pus o sangre y ganglios inflamados en el cuello.

 

Complicaciones

De no acudir con el médico ante un signo como el sangrado de oídos, el cuadro puede evolucionar y causar daños graves que deriven en infecciones severas o en la pérdida de la audición. Si el sangrado o secreción de pus se acompañan por dolor intenso, mareo, vértigo y náuseas, acude con tu médico para una evaluación del conducto auditivo.

Si el daño en tu oído fue tan grave que te dejó hipoacusia o pérdida de audición, en Comaudi contamos con una gran variedad de aparatos auditivos para recuperar tu calidad de vida y la capacidad de escuchar. Navega por nuestra página web o escríbenos a través del formulario de contacto para más información sobre sordera súbita, con gusto te atenderemos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.