rotura de tímpano

¿Qué es la rotura de tímpano?

El tímpano es una parte muy importante de nuestros oídos; es una membrana delgada de piel estirada que, como tambor, vibra cuando es golpeada por las ondas sonoras. El sonido viaja por el canal auditivo hasta llegar al tímpano, donde las vibraciones mueven a los huesos del oído medio y son enviadas al oído interno, donde el cerebro traduce las vibraciones como sonidos y los interpreta.

Cuando el tejido fino de la membrana timpánica es perforado o desgarrado, hablamos de rotura o ruptura del tímpano, lo que puede provocar desde infecciones en el oído, hasta pérdida auditiva. En la mayoría de los casos, esta lesión se cura sola tras unas semanas; sin embargo, otras personas requieren un parche, reparación quirúrgica para sanar la lesión, o el uso de aparatos auditivos para recuperar la audición.

Síntomas de la rotura de tímpano

  • Dolor de oído intenso, que disminuye rápidamente
  • Secreción mucosa con pus o sangre del oído
  • Zumbido de oídos
  • Vértigo
  • Sensación de náusea o vómito como consecuencia del vértigo
  • Pérdida o disminución de la capacidad auditiva

Causas

  • Otitis media. La infección del oído medio provoca la acumulación de líquido en esta área, y la presión que ejerce el agua puede provocar que el tímpano se rompa.
  • Esta lesión suele darse con los viajes en avión y con el buceo a mucha profundidad, ya que se ejerce demasiado estrés cuando la presión de aire en el oído medio y en el ambiente están desequilibradas.
  • Los golpes en el oído, como un accidente automovilístico en el que el conductor se impacta con la bolsa de aire, pueden dañar el tímpano. Una fractura en la base del cráneo también puede lesionar las estructuras del oído medio e interno, incluyendo al tímpano.
  • Insertar objetos extraños en el oído. Hisopos de algodón, horquillas o pequeños juguetes pueden perforar la membrana timpánica.
  • Traumatismo acústico. Si bien es poco frecuente, un sonido fuerte o explosivo puede desgarrar la membrana timpánica

Tratamiento

La mayoría de las lesiones en el tímpano sanan sin tratamiento en algunas semanas, sin embargo, el médico debe evaluar al paciente para tratar las condiciones que la provocaron, o bien, las secuelas. Por ejemplo, si el desgarro se debe a una infección, probablemente el médico prescriba antibióticos orales o en gotas.

Pero si la rotura no sana sola, puede ser necesario un parche en el tímpano para estimular la cicatrización, o bien, una cirugía llamada timpanoplastia en la que se injerta un parche con tejido autólogo para cerrar el orificio en el tímpano. Ambos son procedimientos ambulatorios y que se realizan en el consultorio de un especialista en otorrinolaringología.

Si el tímpano se rompe y no sana por sí mismo, las complicaciones pueden ser pérdida auditiva e infecciones en el oído medio, ya que la función de la membrana timpánica es evitar que ingresen bacterias al oído; en algunos casos puede desarrollarse quistes en el oído medio, los cuales se componen de células de la piel y residuos como consecuencia a largo plazo de la ruptura de tímpano.

Esperamos que esta información te sea de utilidad. En Comaudi encontrarás una gran variedad de aparatos auditivos que te ayudarán a recuperar la capacidad auditiva y tu calidad de vida, navega por nuestra página web para conocerlos, o contáctanos a través del formulario para solicitar más información, con gusto te atenderemos.

    Estudio de Audición

     

    Dejar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.