Patriotismo 706, Col. Mixcoac CDMX, 03910 | Lun a Vie 10am-6pm & Sab 10am-2pm

Laberintitis y neuritis vestibular

En muchas ocasiones, las infecciones respiratorias son minimizadas y no reciben un tratamiento especializado, o bien, los cuidados no son adecuados y el paciente termina con una consecuencia inesperada: un daño en el oído. Tal es el caso de la laberintitis y neuritis vestibular, padecimientos causados por virus y bacterias del tracto respiratorio que afectan al nervio auditivo o al oído interno, y a continuación te contaremos qué son y cómo se tratan estas enfermedades.

 

Neuritis vestibular

El oído interno tiene un papel muy importante en el equilibrio; la información se transmite al oído a través del nervio auditivo o vestibulococlear, que consta de dos ramas: la coclear, que transmite la audición, y la vestibular que transmite la información posicional. Si esta rama del oído interno se inflama, se da lo que conocemos como neuritis vestibular.

Este padecimiento suele afectar a un solo oído; se manifiesta con síntomas como nauseas, vómito, sudoración, palpitaciones, mareo, falta de equilibrio, sensación rotatoria o inestabilidad. Al caminar, probablemente se produzca una lateralización hacia el oído sano ya que el paciente trata de caminar recto según la percepción que tiene de equilibrio; del mismo modo es común el nistagmo: un movimiento involuntario y anómalo de los ojos, que se mueven hacia el lado sano rápidamente y luego regresan a su posición normal lentamente.

 

Laberintitis

Es la inflamación e irritación del laberinto (parte del oído interno que controla el equilibrio) que puede causar vértigo, hipoacusia o la percepción de acúfenos. Tanto la neuritis vestibular como la laberintitis suelen ser causadas por virus o bacterias como las de las infecciones de las vías respiratorias altas, o del oído; las alergias, el consumo de medicamentos ototóxicos, el consumo excesivo de alcohol, el sobreesfuerzo, el estrés y el tabaquismo son factores de riesgo para ambas enfermedades.

Además de los trastornos del equilibrio, la laberintitis puede ocasionar pérdida súbita de la audición, que si bien es temporal, debe ser atendida de forma urgente para descartar que se esté presentando un ataque cerebral.

Si bien muchas enfermedades pueden causar vértigo y mareo, cuando se trata de laberintitis o neuritis vestibular, estos síntomas aparecen sin previo aviso entre una y dos semanas después de haber sufrido una infección de las vías respiratorias altas, como un resfriado, y puede ser tan intenso el mareo que le haga vomitar o tener malestares estomacales. Los síntomas suelen durar de unos pocos días a semanas, y los pacientes reportan seguir sintiendo vértigo si mueven la cabeza de forma súbita o rápida.

 

¿Cómo se diagnostican?

Como ya mencionamos, es muy importante acudir al médico inmediatamente en caso de sufrir vértigo o pérdida de la audición; a través de un examen físico, preguntas sobre síntomas y antecedentes, determinará si hay señales de una infección que pudo provocar laberintitis o neuritis vestibular. Además, puede solicitar pruebas como una resonancia magnética para descartar otros padecimientos.

El tratamiento se enfoca en erradicar la infección bacteriana utilizando antibióticos, así como las molestias estomacales y la inflamación, con esto el vértigo irá cediendo conforme se desinflamen los tejidos y el organismo se vuelva a adaptar a los estímulos recibidos.

Si no se trata correctamente, la infección e inflamación que provocan estos padecimientos puede empeorar, derivando en una pérdida auditiva.

Al terminar el tratamiento es recomendable realizar una audiometría para descartar cualquier afectación auditiva. En Comaudi te apoyamos realizándote gratuitamente este estudio, realiza tu cita hoy mismo llamando a los teléfonos 55-5611-0761 o 55-5563-5354, escríbenos a través de nuestro formulario de contacto o chat en línea. Con gusto te atenderemos.

 

 

Estudio de Audición