Patriotismo 706, Col. Mixcoac CDMX, 03910 | Lun a Vie 10am-6pm & Sab 10am-2pm

Lesiones en el oído

Las caídas, golpes o lesiones en el oído pueden ocasionar importantes daños y pueden llegar a afectar la audición y el equilibrio.

Los niños necesitan oír bien para desarrollar y utilizar la facultad de hablar, así como sus habilidades sociales.

¿Cómo funciona el oído?

Básicamente el oído está formado por tres partes: el oído externo, el oído medio y el oído interno.

La audición empieza cuando las ondas sonoras que se trasmiten por el aire alcanzan el oído externo, o pabellón auditivo (la parte visible del oído o la oreja).

 

¡EVALUACIÓN SIN COSTO!

Tipos de lesiones en el oído

Pueden ocurrir pérdidas auditivas y problemas de equilibrio cuando se dañan partes fundamentales del oído, como el tímpano, el conducto auditivo, los huesecillos, la cóclea o el nervio vestibular.

Cortes, rasguños, quemaduras o congelaciones. Cuando se produce una lesión (incluso aunque sea leve) en el oído externo o el conducto auditivo externo, el sangrado y las infecciones pueden afectar a otras partes del oído.

Introducción de objetos dentro del oído. Cosas como hisopos de algodón (o bastoncillos), uñas o lápices pueden provocar roces en el conducto auditivo y/o llegar a perforar el tímpano.

Ruidos fuertes. Los niños pueden tener pérdidas auditivas importantes y/o permanentes cuando se exponen a ruidos realmente fuertes cada día o durante un periodo largo de tiempo.

Cambio brusco e importante en la presión del aire. Cuando hacemos submarinismo o volamos en avión, la presión del aire se reduce conforme subimos y aumenta cuando bajamos.

¿Cómo prevenir lesiones en el oído?

Puede prevenir algunas lesiones de oído fomentando lo siguiente:

  • No meterse nunca nada en los oídos, ni siquiera hisopos (o bastoncillos) de algodón o los dedos.
  • Mantenerse alejado de los ruidos molestos y fuertes, potencialmente perjudiciales para el oído.
  • Bajar el volumen de la música, sobre todo cuando la escuche con audífonos o dentro del coche.
  • Llevar protección acústica en conciertos, sobre todo cuando su hijo se coloque cerca del escenario o de los altavoces.
  • Ponerse siempre un casco que le vaya bien ajustado cuando monte en bicicleta, motocicleta, monopatín o patines en línea.
  • Llevar el equipo protector adecuado cada vez que hagan deporte: cascos para el béisbol, el fútbol, el hockey y el fútbol americano

Fuente de info: kidshealth.org