¿Qué son los audífonos para la sordera?

La salud auditiva se deteriora por accidentes, factores genéticos, por envejecimiento, o a causa de problemas de nacimiento. Las personas con un problema de audición grave tienen una alternativa para volver a escuchar: los audífonos para sordera y hoy te contaremos qué son, cómo funcionan y su clasificación.

Estos aparatos electrónicos amplifican el sonido para permitir que la persona que lo usa pueda escuchar los sonidos a su alrededor. Son de gran ayuda para personas afectadas por la pérdida de audición como consecuencia de un daño en las células ciliadas del oído interno (pérdida auditiva neurosensorial); cuando las ondas sonoras no pueden pasar del oído externo al interno debido a una acumulación de cerumen o líquido en el oído (pérdida de audición conductiva); también ayudan a notar menos los acúfenos o zumbidos en los oídos. 

 

¿Cómo funcionan?

Un audífono para sordera no restaura la perdida de audición, pero ayuda a reconocer los sonidos y su punto de origen. Como ya mencionamos, funcionan amplificando los sonidos del exterior para “traducirlos” y procesarlos para maximizarlos y que la persona que usa el audífono pueda escuchar con claridad. Los niveles de volumen y las frecuencias de sonidos varían de una persona a otra, ya que el daño auditivo es diferente y se debe adaptar el audífono para personalizarlo a las necesidades de cada persona. 

 

Tipos de audífonos para sordera

 

Audífono retroauricular

También conocidos como Behind-the-ear o BTE, son dispositivos con forma de estuche de plástico duro que se coloca detrás de la oreja y se conecta a un molde hecho a la medida con plástico moldeable para adaptarse al primer tercio del canal auditivo. Los componentes electrónicos se ubican en el estuche de plástico duro, mientras que el molde que entra al oído es el que transporta el sonido que capta a través de su micrófono, por lo que se recomiendan para casos de pérdida auditiva de leve a profunda. En los últimos años, se han popularizado los audífonos BTE de adaptación abierta, que tienen un tamaño tan pequeño que pueden colocarse por completo detrás de la oreja y solo se inserta en el canal auditivo un tubillo estrecho para mantener abierto el canal, lo que es recomendado en personas que acumulan mucho cerumen en el oído, el cual puede dañar a los audífonos. 

 

Audífono intraauricular

También conocidos como audífonos In-the-ear o ITE, son audífonos para la sordera que se pueden personalizar, y los más recomendables para personas con pérdida de audición con alta amplificación en casos de daño auditivo de leve a grave. El estuche de plástico duro contiene los componentes electrónicos y, en ocasiones, con accesorios como una bobina magnética en vez de un micrófono, que permite recibir los sonidos y facilita escuchar conversaciones telefónicas, la televisión y al estar en lugares públicos con sistemas de sonido como bocinas, que suelen confundir a las personas con hipoacusia al distorsionarse las voces.  

 

Audífono intracanal

En esta categoría encontramos dos estilos: audífonos intracanales conocidos como In-the-canal o ITC, y audífonos insertados completamente en el canal, Completely­in-canal o CIC. Se hacen a la medida y no llevan un estuche externo, ya que van ocultos en el canal auditivo. Se recomiendan en casos de pérdida de leve a moderadamente severa en adultos, ya que son difíciles de ajustar y retirar, además su pequeño tamaño limita la potencia y volumen. 

 

¿Qué modelo elegir?

El audífono para sordera súbita recomendado depende de factores como el tipo de pérdida de audición, su severidad, si se presenta en ambos oídos, el estilo de vida, edad, entre otros factores. Lo más importante es acercarte a un audiólogo de confianza para elegir el tipo de audífonos que más te conviene y que te ayudará a recuperar la audición. En Comaudi encontrarás a ese especialista que necesitas. Te invitamos a navegar por nuestra página web para conocer los servicios que tenemos para ti: audiometría online y presencial, aparatos auditivos y más. Agenda tu cita a los teléfonos 55-5611-0761 o 55-5563-5354, a través de nuestro formulario de contacto o chat en línea. Con gusto te atenderemos.

    Dejar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *