Otosclerosis, principal causante de la sordera progresiva

El oído es uno, el órgano sensorial responsable de la audición y de mantener el equilibrio a través de la posición del cuerpo y la cabeza; se compone de tres partes: oído externo, medio e interno, que conforman el aparato auditivo. Hay muchos padecimientos que afectan al oído y uno de los más graves es la otosclerosis, del cual te informaremos a continuación.

 

¿Qué es la otosclerosis?

Otosclerosis es un término que proviene de dos palabras: “oto” significa oreja y “esclerosis” significa endurecimiento de tejido corporal, por lo que se refiere a una alteración ósea que afecta al hueso temporal, provocando el endurecimiento anormal de los huesos del oído medio, que consta de la cavidad timpánica, el tímpano, los huesecillos yunque, martillo y estribo y otras estructuras que amplifican el sonido y transmiten las ondas sonoras al oído interno para convertirse en impulsos eléctricos que llegan al cerebro en forma de sonidos.

La otosclerosis es resultado de un remodelado anormal de los huesecillos en el oído medio, proceso permanente en el que el tejido de los huesos se renueva para sustituir a los tejidos viejos; sin embargo, en la otosclerosis esta remodelación es anormal e interrumpe la capacidad de las ondas sonoras de viajar del oído medio al interno.

Se estima que la otosclerosis afecta a más de tres millones de personas, tan solo en los Estados Unidos, que es más frecuente en las mujeres blancas de mediana edad y que es un padecimiento hereditario.

Además, esta alteración ósea es una de las principales causas de perdida de audición en personas de entre los 20 y 40 años de edad, ya que impide la vibración que se genera en los depósitos óseos para que transmitan las ondas sonoras al cerebro, provocando lo que se conoce como hipoacusia de transmisión.

 

Factores de riesgo de otosclerosis

Entre los factores implicados en el desarrollo de esta alteración ósea se encuentran la genética, ya que se estima que el 60% de las personas con otosclerosis tienen antecedentes familiares. También influye el sistema inmunológico, puesto que se han estudiado algunos virus como el del sarampión, que producen procesos inflamatorios que pueden desencadenar el padecimiento.

Por otro lado, los cambios hormonales que se presentan en etapas como la pubertad, la menopausia o el embarazo se relacionan con una exacerbación de la pérdida auditiva de personas con otosclerosis.

 

Manifestaciones de la enfermedad y tratamiento

En general, las personas con otosclerosis suelen tener hipoacusia progresiva en frecuencias graves, es decir, se les dificulta entender las voces masculinas, además es frecuente que padezcan acúfenos y vértigo, el cual se manifiesta si la enfermedad se extiende al oído interno y daña al órgano vestibular.

Si bien los síntomas comienza en un solo oído, la mayoría de los casos suelen extenderse al otro, con pérdida de audición bilateral. En la actualidad no hay tratamiento farmacológico que haya probado ser eficaz para la otosclerosis, siendo el más recomendado el uso de aparatos auditivos para amplificar el sonido.

En algunos casos se recomienda la cirugía para insertar una prótesis en el oído medio para restaurar la audición, sin embargo, es una opción costosa y para la cual pocas personas son candidatas. Si has notado que tu capacidad auditiva disminuye, no permitas que el deterioro avance y consulta de inmediato a tu médico para que te brinde el tratamiento más adecuado a tu caso.

Si necesitas aparatos auditivos, en Comaudi encontrarás una gran variedad de modelos que te ayudarán a recuperar tu audición y calidad de vida. Navega por nuestra página web y conoce los servicios que tenemos para ti. Para más información, llámanos a los teléfonos 55-5611-0761 o 55-5563-5354, escríbenos a través de nuestro formulario de contacto o chat en línea. Con gusto te atenderemos.  

    Estudio de Audición

    Dejar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *