Patriotismo 706, Col. Mixcoac CDMX, 03910 | Lun a Vie 10am-6pm & Sab 10am-2pm

Infecciones de Oído y la importancia de su tratamiento

Prevención, detección y superación de la pérdida auditiva

Para hablar de otitis media o infecciones de oído, primero tenemos que conocer un poco la anatomía del oído. El oído se divide en tres partes; externo, medio e interno. El oído externo es la parte que está por fuera, la que podemos ver y a la que se conoce como oreja; así como el conducto auditivo y el tímpano. El oído medio es una cavidad llena de aire en la que se encuentran los huesecillos y se ubica detrás del tímpano, y el oído interno contiene el órgano de la audición y del equilibrio.

La trompa de Eustaquio, encontrada en el oído medio, conecta esta cavidad con la parte trasera de la garganta lo cual permite regular la presión de aire y mantener el buen funcionamiento de esta parte.

¡EVALUACIÓN SIN COSTO!

Cuando existe una infección de las vías respiratorias (gripa, alergias, etc.), la trompa de Eustaquio se bloquea o cierra y el oído medio se llena de líquido o moco. En estas ocasiones el oído medio se inflama y se infecta (Otitis Media), y el paciente (que por lo regular son niños) pueden presentar mucho dolor y fiebre, y si la infección no se trata, ésta puede llegar a reventar el tímpano y salir por el conducto auditivo en forma de agua o pus.

Existen muchos tipos de otitis media dependiendo de los síntomas y el tiempo en el que esté presente, sin embargo, todas pueden ser delicadas ya que pueden causar una baja temporal en la audición y pueden retrasar la adquisición tanto del lenguaje como de las habilidades académicas en los niños. Una otitis media que no se trata, puede llegar a causar también un daño permanente en la audición ya que el tímpano, al reventarse, pierde elasticidad y se le crean adherencias (cicatrices) que no permiten que vibre de manera adecuada.

Es importante mencionar que además de la pérdida auditiva, una otitis media que no se trata y que está presente por mucho tiempo puede llegar a causar problemas graves, ya que la infección puede ir más allá del oído medio y atacar el nervio facial o incluso el cerebro.

Es de suma importancia que no dejemos pasar una infección de oídos tanto en los niños como en los adultos y que acudamos oportunamente con un médico, especialmente un otorrinolaringólogo, el cual nos podrá recetar el tratamiento adecuado que curará la inflamación y hará que la infección desaparezca.

¡EVALUACIÓN SIN COSTO!

Los síntomas más comunes de una otitis media son:

  • Fiebre infecciones en el oido y tratamiento1
  • Dolor de oídos – por dentro y también por detrás
  • Pus o agua que sale de los oídos
  • Mareos o falta de coordinación
  • Disminución de la audición – la persona:Habla más fuerte de lo normal
  • Está distraída o poco atenta cuando le hablan
  • Pide que le repitan las cosas más de lo normal
  • Olvida pasos de una instrucción
  • Se puede aislar de conversaciones

Cuando exista alguno de estos síntomas, especialmente después o durante una enfermedad de las vías respiratorias, es importante acudir con un médico o un especialista. Si los padres de familia y los educadores conocen la función y anatomía del oído medio, y están alertas a los cambios en la comunicación y los síntomas de una infección, entonces pueden ayudar a los niños a mantener una audición y desarrollo de lenguaje saludables, y a convertirse en estudiantes atentos y exitosos.

Por Mariana Mejía Turnbull M.C.A. , Audioprotesista Comaudi

CED PROFESIONAL 4806676

Patrocinado por Comaudi

¿NECESITAS UNA audiometría? ¡DA CLIC AQUÍ!

¡Conoce Nuestros Productos y Servicios!

Artículos de Interés

estudio audicion audiometria