Consejos para un oído más limpio

Consejos para un oído más limpio y saludable

De forma general, las personas nos lavamos las manos y la cara todos los días, sabemos que debemos cepillar nuestros dientes y lavar el resto de nuestro cuerpo para estar limpios y sanos, pero… ¿qué tanto cuidamos a nuestros oídos?

A pesar del diseño de la oreja y la protección del canal auditivo, nuestro oído está en contacto constante con agentes infecciosos que pueden provocar patologías auditivas, las cuales se pueden prevenir con los siguientes consejos.

Lava tus orejas

Cuando te bañes, recuerda limpiar tus orejas también. Si usas un gel para cuidado facial (los cuales suelen no contener alcohol ni fragancia) úsalo para lavar la parte externa de tus orejas y por detrás, teniendo mucho cuidado en que no entre jabón o agua al canal auditivo. Si usas jabón común, procura que sea neutro y sin aroma.

Al salir de la regadera, pasa una toalla para secar tus oídos y seca la parte externa del oído con la punta. En caso de que uses cotonetes o hisopos, solo limpia la parte externa del oído y no lo metas al canal auditivo.

Uso de soluciones adecuadas para el oído

Si eres una persona propensa a producir mucho cerumen, evita el uso de hisopos en el canal auditivo y opta por soluciones líquidas, las cuales deben ser Siempre recomendadas por tu médico, y aplica unas gotas para ayudar a que el cerumen se vuelva más líquido y pueda salir fácilmente por gravedad, girando tu cabeza hacia un lado y el otro.

También puedes usar agua tibia al bañarte para ayudar a que el cerumen se haga más líquido y sea fácil de limpiar, sin tener que meter un bastoncillo al oído.

Evita exponerte a corrientes de aire

Ya sea que conduzcas con la ventana abajo, o que costumbres colocarte muy cerca del equipo de aire acondicionado, evita que el aire te dé directamente en el oído ya que podrían ingresar bacterias que te causen inflamación, dolor y una infección.

Dieta sana para oídos sanos

Una alimentación saludable puede protegerte contra la pérdida auditiva: alimentos como frutas, vegetales, nueces, pescado, aguacate, entre otros que forman parte de la dieta mediterránea, te ayudará a prevenir la pérdida auditiva.

Minerales como el potasio, el zinc, el ácido fólico y el magnesio son de gran ayuda para el buen funcionamiento de la cóclea: la estructura del oído que contiene fluidos importantes para el sistema auditivo.

En Comaudi queremos ayudarte a tener una mejor salud auditiva. Por ello, te invitamos a hacerte un estudio audiométrico para conocer tu capacidad auditiva y detectar si es momento de usar un aparato auditivo o para detectar una enfermedad como la hipoacusia bilateral. Navega por nuestra página web para más información sobre nuestros servicios o para conocer más sobre aparatos auditivos precios, y si necesitas agendar una cita, contáctanos los teléfonos 55-5611-0761 o 55-5563-5354, escríbenos a través de nuestro formulario de contacto o chat en línea. Con gusto te atenderemos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *