¿Cómo afecta el frío a los oídos?

¿De qué manera afecta el frío a los oídos?

Es durante los últimos meses del año cuando las bajas temperaturas se vuelven más frecuentes e intensas en gran parte de México, e invariablemente nuestro cuerpo comienza a resentirlo. Las afectaciones a nuestra salud no solo se manifiestan a través de enfermedades respiratorias: también nuestros oídos son especialmente sensibles al frío.

Si bien debemos estar atentos a nuestra salud auditiva y procurar sus cuidados durante todo el año, es particularmente en esta temporada de frío cuando esa atención y esos cuidados deben incrementarse. Nuestros oídos también se ven afectados por las enfermedades características de la época. Y en este artículo te informaremos más al respecto.

Alteraciones y cambios en el sistema inmune

Nuestro sistema inmune suele resentir los bruscos descensos de temperatura propios de la temporada y esto puede comprometer nuestra salud auditiva. Por ello, es importante abrigar los oídos mediante el uso de orejeras. Mantener una alimentación sana y rica en vitamina B12, así como practicar deporte y hacer ejercicio reforzará las defensas del cuerpo frente a muchas enfermedades. Y sin duda, la salud auditiva se verá beneficiada.

Contracciones en el oído

Al exponernos a las bajas temperaturas y las corrientes de aire gélido, los vasos sanguíneos del oído interno se contraen. Como consecuencia, se complica la circulación de la corriente sanguínea a lo largo del canal auditivo. Al verse reducido el flujo de la sangre, podemos llegar a padecer molestias importantes en nuestros oídos  como dolor, sensación de oídos tapados o disminución de audición. Por otro lado, el oído medio se relaciona directamente con las vías respiratorias altas y cualquier afectación en éstas puede también causar molestias en nuestros oídos.

Por ello, es necesario insistir en el uso de orejeras o con el uso de un gorro cuando nos encontremos al aire libre, sobre todo en regiones donde las temperaturas pueden llegar a estar por debajo de los cero grados centígrados. Esto evitará que nuestros oídos queden expuestos al frío y, por ende, a dolores o infecciones.

Otros cuidados para nuestros oídos

Además de abrigarse adecuadamente y seguir una alimentación rica en vitaminas, hay otras acciones que podemos tomar para procurar un mayor cuidado de nuestra salud auditiva. Una de las más indispensables, junto con las dos ya mencionadas, es mantener una cuidadosa higiene en nuestros oídos. De esta manera evitaremos infecciones.

En caso de que el frío ya haya causado afectaciones en nuestros oídos, podemos reducir la inflamación aplicando de manera externa calor sobre el oído. Sin embargo, lo más recomendable en caso de tener alguna molestia es acudir con el médico para evaluar la afectación y evitar que la infección se agrave.

¿Quieres mejorar tu salud auditiva?

En Comaudi estamos para ayudarte. En nuestro sitio web podrás conocer más sobre hipoacusia bilateral y los servicios que te ofrecemos especialmente para la pérdida auditiva. Contamos con lo mejor en aparatos auditivos precios, además, te hacemos tu estudio audiométrico. Para agendar tu cita, contáctanos a los teléfonos 55 5611 0761 y 55 5563 5354, o escríbenos a través del chat en línea o formulario de contacto. Te atenderemos con mucho gusto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *