Patriotismo 706, Col. Mixcoac CDMX, 03910 | Lun a Vie 10am-6pm & Sab 10am-2pm

“No dejes para mañana lo que puedes oír hoy”

Diversos estudios han demostrado que las personas se tardan entre 7 y 10 años en decidirse a comprar un aparato auditivo, aún cuando ya tienen un diagnóstico que les confirma la presencia de una pérdida auditiva. ¿A qué se debe esta espera?, ¿por qué es tan difícil aceptar que podríamos necesitar usar aparatos auditivos?, ¿nos hemos puesto a pensar en las consecuencias que puede tener el no adquirir un aparato cuando ya no escuchamos bien?

Hay varias razones por las que nos podemos tardar en decidir a comprar un aparato auditivo aunque uno mismo o los familiares sospechen que estamos empezando a perder la audición y esto sea corroborado más adelante por un especialista. Entre ellas están:

¡EVALUACIÓN SIN COSTO!

• Negación – “Oigo bien, sólo que a veces no entiendo lo que dicen”, “muchas personas hablan muy mal y no se les entiende nada”, “…es que muchas veces no me interesa lo que platican”.
• Economía – los auxiliares auditivos son caros, sin embargo, son aparatos de mucho valor que pueden mejorar la calidad de vida de las personas.
• Estética – “El usar aparatos auditivos me hace ver más viejo”, “los aparatos auditivos son grandes y poco estéticos”.
• Comodidad – “Yo no sé usarlos, no me lo voy a poder poner”, “es muy complicado estar cuidando un aparato tan caro”.

Sin embargo, debemos de considerar que los efectos de dejar una pérdida auditiva sin tratamiento pueden ser muy negativos, afectando a la persona física, cognitiva y socialmente.

Entre las causas físicas de una pérdida auditiva sin tratar se encuentra la fatiga, pues es sumamente cansado tener que poner el doble de atención para seguir una conversación, esto nos puede llevar a sentir estrés, cambios de humor hasta depresión. También, las personas con pérdida auditiva pueden ser más propensas a perder el equilibrio y caerse.

por-que-es-importante-el-oido


En cuanto a la parte cognitiva, se ha demostrado que la pérdida de audición sin tratar puede afectar el procesamiento del lenguaje, ya que oímos con el cerebro no con los oídos, y la falta de estimulación de ciertas áreas del cerebro puede hacer que se pierda la habilidad de distinguir unos sonidos de otros, comprometiendo así el reconocimiento y procesamiento de los sonidos del habla. De igual manera, la falta de estimulación auditiva puede acelerar el declive cognitivo causando pérdida de memoria y de integración sensorial, y aumentando la posibilidad de presentar demencia.

Por último, con respecto a la parte social, la pérdida de audición puede causar aislamiento y depresión, sentimientos de frustración, ansiedad y paranoia, problemas dentro de la familia por la falta de comunicación y pérdida de la independencia.

¡EVALUACIÓN SIN COSTO!

En conclusión, proteger nuestra audición vale y actuar oportunamente ante la aparición de la pérdida auditiva pueden ser la clave para tener una vida sana y poder participar activamente en la sociedad. Así que no esperes más, si sospechas de una posible pérdida auditiva, asiste a Comaudi y “no dejes para mañana lo que puedes oír hoy”.

Por M.C.A. Mariana Mejía Turnbull, audioprotesista de Comaudi

CED PROFESIONAL 4806676

Patrocinado por Comaudi

¿NECESITAS UN aparato auditivo? ¡DA CLIC AQUÍ!

 

¡Conoce Nuestros Productos y Servicios!

Artículos de Interés

estudio audicion audiometria